La Portella En Barcelona

Barcelona: Un año después

Te has puesto a pensar que a veces por llevarnos demasiado por lo que va a ocurrir dejamos de disfrutar lo que estamos viviendo?

Fuera de los estudios del Master, trabajo, los freelance, el seguir conociendo Barcelona y otras cosas, esta semana creo que los planetas se alinearon para ponerme a pensar y analizar cada cosa que pasaba frente a mi y me stressé un poco.

A veces queremos muchas cosas y no está mal eh, al contrario, soy partidaria de querer y creer que sí podemos lograr lo que queremos.

Sin embargo; también soy consciente que hay cosas sencillas a las cuales debemos darle mayor valor del que creemos que merecen, porque al fin y al cabo son las que verdaderamente pueden hacernos y nos hacen felices.

A veces el ver nuestro alrededor nos puede jugar una mala pasada y hacer creer que lo que le pasa a otros también ya debería estar pasándonos a nosotros y no siempre tiene que ser así.

Si lo que estás haciendo te hace feliz, no importa si a los demás no les parezca o no te entiendan. Créeme, no siempre te cruzarás con gente que lo haga y si lo haces, eres un ser afortunado.

Continuación 6 de mayo.

Este texto lo empecé a escribir hace días y hoy saliendo de una reunión para mi importante, buscando cosas en mi cell lo encontré y quise continuar… porque al leerlo me convencí de que sí, debemos valorar lo que tenemos.

Cada cosa que nos pase, será en su tiempo, en el que lo necesitamos o en el que estamos listas o listos para darnos cuenta.

Obviamente, no lo entendemos hasta que llega el momento.

Ponte a pensar y valorar dónde estás y qué es lo qué tienes.

 

Si te hace feliz, valorarlo más debes porque lo tienes y si no, valóralo ahora  porque hoy te está haciendo dar cuenta de qué es lo que tienes que cambiar o empezar a hacer para poder serlo.

Todo tiene su momento y por algo me lo tatué.

Esa frase me la dijo mi papá muchas veces y demoré muchísimo en entenderlo. (Si lees esto, gracias por este y tantos consejos.

A pesar de pensar distinto en muchísimas cosas, agradezco y valoro haber sacado de ti tus ganas de lucharla siempre y de no rendirte y sobre todo por siempre, SIEMPRE ver lo positivo hasta a las peores cosas y momentos).

Gracias.

También heredé tu orgullo, (ese del que tanto te quejas, cuando tú eres igual o peor que yo jaja) pero siempre hay formas de decir las cosas aunque sea escribiéndolas.

Así que valoren y agradezcan que vida solo tenemos una y no queda otra más que vivirla y si es haciendo lo que de verdad queremos sin importar lo que digan, pues mejor aún, hagámoslo.

Valoro también a esta ciudad, Barcelona ¡Moltes gràcies! ( Sí, también me tatué esta frase y cómo no hacerlo). La flor con la que termina el tatuaje es la flor característica de Barcelona, la ves por toda la ciudad cuando caminas.

Muchas gracias
Moltes graciés en catalán.

P.d A este post le puse «Un año después» porque exactamente hace un año, bueno un 7 de mayo, escribí algo cuando quise dar inicio a un cambio (no solo con el Master, sino conmigo desde muy dentro).

Todo un proceso que siento fue lo mejor que pudo pasarme.

Hace un año, no sabía que iba a pasar, lo que sí sabía era que empezaría a hacer todo por ser más feliz por mi y para mi.

Léelo aquí—–>  Dejar atrás

Espero que te guste y te sirva.

Adeu!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *