Una vez más - La Portella

Una vez más

Escucho Alejandro Sanz y me demoro en elegir una canción que esté de fondo mientras escribo. La encontré, no la he dedicado y obviamente no me la han dedicado pero siempre fue especial porque siempre dije que cuando llegara el momento la dedicaría.

Mientras decido si lo hago o no, quiero dar las gracias. Pensé que no volvería a escribir pero aquí estamos haciéndolo una vez más. Quién diría que un corazón se podría reconstruir, quien diría que podía también ser valiente otra vez por estos lares.

El miedo…

Siempre existió y siempre existirá pero cuando ya no es la prioridad todo cambia.

Y me alegra que haya cambiado, me alegra poder decir buenos días y leerlo a diario. Me alegra haber decidido cada cosa sea buena o mala, pues de alguna manera me llevó a este momento.

Momento previo a un gran viaje, a empezar a cumplir un sueño y un objetivo que tenía pendiente.

Sin embargo,

Al mismo tiempo también le pedía al universo, que me permitiera dejarme encontrar, quien diría que lo iba a hacer en el momento que menos pensaba, cuando más me lamentaba el no poder seguir a mi selección a otro continente.

Quién diría que cada opción que tomé para lograr ir, me estaba, en el fondo, llevando a la oportunidad de conocerte.

Un amigo me dijo, ya entenderás por qué no estás yendo a Rusia, me parecían boludeces porque nada me ataba aquí, un mes después me di cuenta pero recién semanas después lo entendí y una vez más agradecí.

Quién diría, ¿no?

Pero es que así es la vida dicen, cuanto más sencillo se ve más difícil se nos hace entenderla.

Pero aquí estoy yo como la selección, estoy de vuelta. Siendo completamente diferentes pero una vez más, llegué al Mundial, tal vez no pase de fase de grupos pero llegué a donde quería para empezar de nuevo, después de aprender y vivir 36 años.

A veces…

Algunos nos demoramos más que otros pero como dicen todo tiene su momento.

Y en su momento, la que escribe agradece a la primera persona que después de 36 años la hizo querer dar caricias que tenía guardadas. Sin miedo, sin nada. Solo queriendo hacerlo. ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *